A veces el daño monetario es insuficiente para compensar Gracias por tus pérdidas. Después de todo, las cosas más valiosas de la vida no tienen precio. Cuando haya sufrido, o esté a punto de sufrir, una pérdida por la cual el dinero no puede compensar, es posible que deba solicitar una medida cautelar. El desagravio por mandato judicial es una orden judicial que le pide a alguien que haga algo o que prohíbe algún acto. Los ejemplos comunes de medidas cautelares incluyen:

  • Prohibiciones contra la creación de molestias.
  • Prevención de incumplimiento irreparable de contratos
  • Hacer cumplir los acuerdos de no competencia
  • Hacer cumplir las cláusulas de no divulgación
  • Obligar al retorno de una posesión única

Los tres tipos principales de medidas cautelares son órdenes de restricción temporales, medidas cautelares preliminares y medidas cautelares permanentes. Una orden de restricción temporal es una orden judicial a corto plazo emitida antes de una audiencia judicial formal. Por lo general, se emiten cuando existe el peligro de que una demora en la emisión de una orden judicial cause irreparable daño. Mientras tanto, una medida cautelar preliminar es una orden judicial que prohíbe a una parte u obliga a una parte a hacer algo en disputa hasta que haya una sentencia judicial final. Finalmente, una orden judicial permanente es una orden judicial de que una parte cese ciertas actividades de forma permanente o realice ciertos actos.

Alivio por mandato judicial del sur de la Florida

Cuando se cuestionan sus derechos, el tiempo es esencial, especialmente cuando hay en juego posesiones invaluables para las cuales no hay remedios monetarios adecuados. Es por eso que debe comunicarse con el equipo legal adecuado para ayudarlo a obtener el alivio que necesita antes de que se pueda hacer más daño. Contacto el Estudio de abogados de Trembly para comenzar los pasos adecuados para garantizar que sus derechos ya no sean pisoteados.

Envíenos un mensaje de texto Envíenos un mensaje de texto